¿Wiña?

Fotografía por Nelson Arancibia.

Revista Wiña es un proyecto multimedial y comunicacional del Ministerio de las Flores, ONG por la promoción y defensa de la diversidad:  biodivesidad, bibliodiversidad, diversidad sexual, pensamientos divergentes, etcétera.

Un arma de seducción masiva apuntando a la vinculación de la cultura y cuerpo humanos con el territorio que los nutre; con la Tierra, sus formas de vida y sus poderes.

¿Por qué Wiña?

Güiña es el nombre que dan los mapuche a un pequeño felino salvaje que habita los bosques del cono sur.

La güiña es feroz y sensual. Se usa en Chile la palabra guiña como sinónimo de ladrón, porque la guiña -que sólo se alimenta de presas vivas- acostumbraba acercarse a los asentamientos humanos para atacar a los pollos de corral, devolviendo así la energía de los animales domesticados al bosque.

Kodkod es otro nombre que daban los mapuche a esta fierecilla y significa “cambio de morada”. La guiña es errante, nómada, ligera.

Wiña, una palabra del mapudungün, transcrita con “w” y con “ñ”. Representando la promiscuidad de culturas que nos constituyen. No renegamos de tal mezcla de sangres, de lenguas, de influencias, de fluidos; por el contrario, buscamos lo precioso que puede haber en ello.

Dicen las malas lenguas que Inés de Suarez, la invasora española, trajo consigo un gatito, que se le escapó, se asilvestró y se mezcló con los felinos nativos, y que sus descendencias fueron llamadas güiñas. Como nosotros.

Fotografía por Nelson Arancibia

Comments are closed